martes, 31 de julio de 2007

EN VERDAD ES UNA LÁSTIMA


En verdad es una lástima que no estés conmigo; hubieras mirado el ocaso que presencian mis gotitas de lluvia, hubieras caminado descalza sintiendo en tus piececillos la frescura de la tierra y el vaivén de las olas, hubieras acompañado el trinar de los pajarillos cadenciosos en busca de su alborada, que pena la tuya. En verdad es una lastima que no estés conmigo; hubieras comido el helado que mas te hubiera gustado, hubieras montado a caballo como aquellos tiempos, esos, sí, esos que se visten de ajedrez y de dulzura, hubieras presenciado desde el altar de la iglesia la noche perpetua que guardaba a cada instante para ti, que pena la tuya. En verdad es una lástima que no estés conmigo; ya pasada la noche fulminante de grandes estrellas, hubiéramos hecho el amor como niños en busca de su regalo navideño, hubiéramos jugado juntos bajo el calor de la noche, hubieras dejado rojo estos labios de capulí entumecidos y yo hubiera jurado por siempre ser tuyo, hay que divino, que pena la mía.

4 comentarios:

Pamela dijo...

aiiiiiiiiiii sabes este post me hubiera encatado leerlo hace unos dias antes aun mas.
cuando me puse depre,
pero como siempre tu impecable en tus escritos y sorprendes con algo bueno .

Gonzalo Del Rosario dijo...

"hubieras montado a caballo como aquellos tiempos, esos, sí, esos que se visten de ajedrez y de dulzura"

La otra vez te dije que sólo hacía esto por rellenar espacio, pero no, en realidad me gustaron mucho estos versos.

Cada día me lokeas con tus depresiones.

David Navarrete dijo...

gonzalo tiene razón... gracias a tus depreciones nos sorprendes cada día. creo que lo que te paso fue lo mejor, ya que nos permites ver en tu creación literaria grandes avances a comparación de tus primeras creaciones en donde el amor te sonreia.
si para que escribas mejor el amor tiene que dejarte....el mismo se marchará.

presente dijo...

que buena inspiracion tienes para poder escribir asi
saludos