viernes, 7 de septiembre de 2007

OJOS DE MADERA


Para aquella silente mirada subliminal, que avivan mis senti -dos




Ayer pase por tu casa y echando un ojo como tuerto, espero una mirada tuya, digamos tan sólo un poco de mirada alegre y tristona, una mirada jadeante y silenciosa, una mirada que me haga sudar y otra, que me haga estremecer. Ayer pase por tu ventana y eche una pestañada fugaz a tu vendaval celestial, creyendo así poder guardar en el viento, una señal esperanzadora. Sí, ayer pase por tu ventana y tu ni mirada me dabas, te veía linda con ojos de madera, linda como niña en fiesta de primavera. Ayer te vi y hoy vuelvo hacerlo, miedo tengo al tratar de hablarte, no soportaría ver en tu semblante, un rechazo lacerante y misterioso. Hoy me decidí hablarte, pero nuevamente tu esferada luz me inunda, me desespera y me abate. Y si tu silencio es respuesta ansiosa y tú mirada de madera rodean estas fuentes negras de fronteras, no sería el mismo todas la mañanas, ni sería hermoso las niñas en tus primaveras. Ayer pase por tu casa, y tu ya no estabas, me encantaba ver tu faz de cenicienta, con tu esbelto cuerpo de pera, con tu paisaje quedante y claro en tu mirada. Ayer pase por tu casa lejana y terrenal y de pronto regresé a la mía, porque otra vez tú ya no estabas, sentada o parada esperando como días aquellos, días de jolgorio y de ensueño. Ahora barrido por la tristeza, regreso por última vez a tu casa, voy a pisar el suelo nevado y a mirar tu cuello almibarado por los rayos moribundos del verano, y esos ojos, hay que lindos ojos los tuyos. ¡Que raro!, tu casa ya no es mas la tuya, ahora es un rosedal lleno de encanto, de brisas suaves y yo lleno de llanto. Hoy no paso más por tu ventana, hoy me encierro y me privo de mi destino finito, hoy dejo de creer en tus ojos de madera, dejo de creer en tu cuerpo lento de pera, hoy borro la memoria de mil sonidos caídos, borro la fruta madura y ponzoñosa. Hoy decidí ir en busca de ti, hoy quiero envolverme en el llanto de tu belleza, hoy vuelo y dejo la vida entera, para dormir y amar sobre tus ojos de madera.

12 comentarios:

cabellosdefuego dijo...

Ojos de madera, como los ojos de papel. Los ojos de papel que existían antes de que se cayera el Muro. Antes de que se cayera la ideología.

Pamela dijo...

HABLALE DE UNA BUENA VEZ YA !

giovanna dijo...

ojos de madera
que vòs
revivìs con tu poesìa

MAR dijo...

QUE LINDO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Besitos para ti.
mar

MaleNa - La Porteña dijo...

Bello texto, tus palabras vibran, por sus ojos de madera.

Un abrazo compañero.

TRuLy dijo...



Hay una cancion de un grupo Argentino que saco hace muuuuuucho tiempo... su nombre es Muchacha ojos de papel, siempre me encanto el titulo pero el tuyo simplemente es inigualable..


Muy lindo.

MAR dijo...

Amigo te vengo a entregar con mucho cariño dos premios muy bien merecidos, me encanta tu blog,
acá van 1.- PREMIO BLOG SOLIDARIO.
2.-THINKING BLOGGER AWARD.
MUCHOS CARIÑOS Y FELICIDADES!

gabriel revelo dijo...

la mujer a la que quizá más he (¿será bueno usar el verbo en pasado?)amado tiene los ojos miel, como de madera cahoba...

invariablemente derretirse de amor por alguien con sólo pasar por algún lugar común es la mezcla perfecta entre cielo e infierno. o uno se hundé o produce arte.

comprendo la desesperación y aplaudo que la conviertas en algo sublime...

al final, el tiempo pone las cosas en su lugar.

Gonzalo Del Rosario dijo...

Como para una canción que cantará Alain . . .

† Gidhe Strigoi † dijo...

Es bueno el escrito, si va para alguna chica, creo que quedaría más que satisfecha... Saludos

anabel dijo...

Muy bello escrito. Me encanta leerte.
Besos. Ana

Suede dijo...

Muy dulce. Me trajo de vuelta algunas nostalgicas reminiscencias...Me gusta mucho tu escritura por ser intima y transmitir aquello que a veces sentimos y no podemos entender.

Me llamo selene y mi msn es sele_rocker@hotmail.com A ver si me agregas.