lunes, 9 de julio de 2007

AMOR EN RED


Sentir que la tienes mas cerca de la mente, amarrándola a cada instante, a cada hora, a cada minuto, a cada segundo que se ahuyenta al mismo abismo de la distancia.
-¡Ella está allí entre mis contactos!- pero su perfidia me hace rechazarla
Una vez más siento que mi mundo se esta convirtiendo en un sueño profundo. Después de largas temporadas ella esta presente entre una variopinta selección de personajes abstractos: la gata, la sexy, el romántico, el perverso, el pervertido, la soñadora…y no me imagino cuantas mas nomenclaturas existirá en este artificio del hombre vanidoso, solo pienso en su existencia, la “estrella amorosa”, sí, ella, profunda mas que cualquiera, conectada entre mis entrañas.
Un prólogo de flor intacta y un corazón al finiquitar su nombre, hay… aquel nombre que mil veces pronuncie sin cesar, nunca voy a olvidarte, esas camas revueltas, esos momentos desesperados, aquellas noches derrochadas.
-¡rayos!- no sentía seguridad para hablarla, no me atrevía, era tan difícil acercar el mouse a ese contacto entrañable, tan solo hacerle clic y conversar plácidamente toda la tarde. Para reforzar mi amedrentamiento, la canción que alguna vez la hicimos nuestra, sonó en ese instante. Se me hacia extraño no hablarle, tantos momentos compartidos, alegrías, penas, esperanzas, frustraciones divididas, victorias, fracasos…, sí, y mas fracasos…
Todo había quedado en el pasado, los malentendidos ya se habían borrado. Ella nació cuando me terminó deliciosamente, todo esta empezando de nuevo. Sus alas volaban junto a la red, es como si la mente atrapara por un instante el suyo y la hilvanara a mi corazón.
-¡voy a hablarle a ver que sucede!- me basto una decisión que se produjo en el centro de mi estómago, me sentía nervioso.
-¡Hola!- tristemente le escribe un hola congelado.
Dios, sí, Dios, a quien mas voy a recurrir, soy como todo cristiano que se solapa entre la divinidad mas cercana, apenas surge algún mal, allí estamos refregando el piso del inmortal.
Pero no me basta una vida entera para olvidarla. Un grito estrellado en mi cerebro me aclama su presencia en este ser atormentado por su soledad, los ojos se vuelven llorosos y sanguinolentos y estas manos timoratas se dirigen nuevamente al desdén implacable. Querer que se pierda este instante en otro momento quisiera, pero no puedo.
¡Hola! ¿Qué tal?- me responde.
El minutero se alarga intensamente y llega a mí la felicidad, un suspiro se acrecienta y la tristeza huye de la verdad evidente.- Me habló-, el corazón se acelera hondamente. Pregunto por mi bienestar, ha de significar algo ¿no?, quizás le sigo importando, o quizás no tuvo qué preguntarme. Bueno la cuestión es que me habló.
-¡Bien!, he estado bien y ¿tú?-
-Yo tranquila, todo bien.
Aunque esté frente a un témpano de diálogos cortados, me imagino sus movimientos, su carita sin par, su mirada estremecedora, sus pupilas dilatadas, sus manitas tentadoras que alguna vez me dieron posada. Parece ser que nunca la olvidaré.
-¿Qué ha sido de tu vida estrella amorosa?-
-Allí normal, estudiando, en realidad un poco triste.
No entendía en verdad, si lo que quería ella era alejarse de mí, no volver a verme en su vida, a sí me dijo, lo juro, la última vez que la vi se puso histérica y me basureo, que dijo irónicamente que quería ser feliz.
-Bueno amigo ¡ya me voy!
Que y ahora ¿se va?, tantas cosas que tenía que decirle y ahora resulta que se esta yendo, toma su figura alada y se marcha, que lástima, pero no había nada que hacer, era irremediablemente definitivo. Ella estando allá y el amor quedándose acá. Oportuno día de invierno, me acoge en sus brazos y se hecha a llorar a mi lado, ¿me ira a extrañar?
-Chau, cuídate- no me queda de otra.
-Chau cuídate amigo nos vemos pronto.
“¿Ahora soy su amigo?”, dos veces me lo repitió, en verdad que lástima me doy. Después de tantas lunas y soles al lado de ella, y lo único que recibo es una cruda despedida; ¿me merezco?, sí, que más te vas a merecer, si no has hecho nada para retenerla a tu presencia. Tener todo y perderlo por un instante.
El joven tomo sus lentes, acerco sus manos a la maquina y colgó todo instrumento.
Ahora su cuerpo reposa junto a la carta que alguna vez recibió “TE AMO MUCHO, MAS QUE A MI VIDA MISMA, CON CARIÑO, TU ESTRELLA AMOROSA”.



6 comentarios:

LESLIE dijo...

Cuanta verdad en tu escrito!!! a cuantos no les ha pasado,no? pero el amor tiene q ser tangible,mutuo y nada mejor q tocar un cuerpo desnudo y q sepas q es tuya y ella sepa q tu eres suyo, es vez de tocar un monitor cuadrado y sin sentimientos! me encanto la forma de tu escrito te seguiré visitando, graciar x pasar.... un abrazo!

Ni dijo...

Dificil es lidiar con el amor distancia... pero es mas dificil lidiar con el amor de cerca, cuando aun te quema la piel pero ya no está.

Se te da bien esto de escribir, muy veraz.
Saludos!
Nos leemos

Ni

gabriel revelo dijo...

me encontré una y otra y otra vez en tus letras.lo mismo me paso (¿o me sigue pasando?).

es dificil cuando la palabra 'amigo' te taladra los oidos y los recuerdos. y a uno le queda el dolor. dolor por lo que se fue, dolor por lo que ya no se es. dolor por el futuro que aun no concebimos sin ella.

y después, gracias al milagro del internet aparece, aunque sea lejana y por un medio tan frio que siempre nos deja con ganas de más. mucho más.

al final faltan las palabras. falta todo.

gracias por reflejarme, para eso es la literatura.

Pamela dijo...

hummmmmmmmm yo he aprendido amar a la distancia, es tristemente bella , tristemente dulce, pero la que me demuestra aun mas cuanto soy capaz de amar aunque no lo tenga cerca.

ycuan fiel soy a mi palabra si digo te amo , es porque amo. asi este al otro lado del charco,.

Gonzalo Del Rosario dijo...

"estando allá y el amor quedándose acá"

Pero si sólo están a unas bancas de distancia . . .

davidz dijo...

Me uno al club.

Yo no sabría como describir lo que se siente cuando apenas le dices hola y ella te dice chau.

Me gusto bstante tu relato.